top of page
  • Foto del escritorAdmin

¡CONSEJOS PARA CAMBIAR TU VIDA SI NO SABES POR DONDE EMPEZAR!



Espero que este mensaje te encuentre en un momento propicio para explorar la profundidad y significado de la práctica de la Umbanda. Esta antigua tradición espiritual, con raíces en las creencias africanas, indígenas y espiritistas, va mucho más allá de rituales y ceremonias; es una forma de vida que puede influir de manera positiva en la mente, el cuerpo y el espíritu.


La práctica de la Umbanda es una senda de autodescubrimiento y transformación, donde cada acto, cada ritual, es una oportunidad para crear buenos hábitos que repercuten en todos los aspectos de la vida. Al cultivar estos hábitos, se abre la puerta a la disciplina, la autoestima y el autocontrol. ¿Cómo? Permíteme explicarte:


La disciplina es el camino hacia la autorrealización. La Umbanda, con su estructura ritual y el compromiso constante con la espiritualidad, fomenta la autodisciplina. Desde seguir un horario regular de oraciones hasta la participación activa en las festividades religiosas, cada paso que das fortalece tu capacidad de controlar tus impulsos y mantener un enfoque en tus objetivos.


La autoestima florece en el terreno fértil de la Umbanda. La creencia en la conexión con seres espirituales y la aceptación de uno mismo como un ser espiritual en evolución nutren la autoestima. Al sentirte parte de una comunidad espiritual que te apoya, comienzas a apreciarte y valorarte más plenamente.


El autocontrol se convierte en una virtud que se manifiesta en todas las áreas de tu vida. La práctica de la Umbanda te desafía a superar tus debilidades y tentaciones. Aprender a dominar tus deseos y apegos no solo te hace más fuerte internamente, sino que también fortalece tus relaciones con los demás, ya que te conviertes en un faro de autocontrol y calma en medio de las tormentas emocionales.


Pero la Umbanda no es solo sobre desarrollo personal; es también un camino para conectarse con lo divino. Al cultivar buenos hábitos en esta práctica, te abres a una conexión más profunda con los seres espirituales. Esta conexión puede proporcionar un sentido de propósito y dirección en tu vida, ya que te sientes respaldado por fuerzas superiores que te guían en tu camino. La paz interior que encuentras en esta conexión es invaluable; es el bálsamo para el alma que calma las tormentas internas y te ayuda a navegar por las aguas a menudo turbulentas de la vida.


Los hábitos son la clave para el cambio duradero y significativo. Aquí te presentamos 7 hábitos que puedes incorporar en tu rutina diaria para cambiar tu vida:

1. Levantarse temprano: Levantarse temprano puede ser difícil al principio, pero es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti mismo. Te da tiempo para agradecer un nuevo día a los Orixás y meditar, hacer ejercicio, planificar tu día, y empezar con energía. Trata de acostumbrarte a despertar a la misma hora cada día, incluso los fines de semana.

2. Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio como el stretching es esencial para la salud física y mental. Te ayuda a reducir el estrés, mejorar la calidad del sueño, y aumentar la energía. Encuentra una actividad física que disfrutes y hazlo regularmente, ya sea el stretching, correr, nadar, bailar, o levantar pesas.


3. Practicar la gratitud: La gratitud es una forma poderosa de cambiar tu perspectiva y aumentar tu felicidad. Cada día, tómate unos minutos para reflexionar sobre las cosas por las que estás agradecido. Puede ser algo tan simple como tener un techo sobre tu cabeza o una comida caliente en tu mesa.


4. Leer libros: La lectura es una excelente manera de expandir tus horizontes y aprender nuevas cosas. Dedica un tiempo cada día a la lectura, ya sea un libro de ficción, no ficción, uno de Umbanda o una autobiografía. Incluso 15 minutos de lectura diaria pueden marcar una gran diferencia.


5. Tomar agua suficiente: El agua es esencial para la salud y el bienestar. Asegúrate de beber suficiente agua durante todo el día para mantenerte hidratado y saludable. Una buena regla general es beber al menos ocho vasos de agua al día.


6. Limitar el consumo de redes sociales: Las redes sociales pueden ser una distracción constante y consumir mucho tiempo y energía. Limita el tiempo que pasas en las redes sociales y considera desactivar las notificaciones para que no te interrumpan constantemente.


7. Establecer metas: Las metas son esenciales para tener una vida significativa. Establece metas realistas y alcanzables para ti mismo y trabaja para alcanzarlas. No tienes que hacer todo de una vez, pero apóyate en la guía de los Orixás y establecer pequeñas metas puede darte una sensación de logro y motivación para continuar.

En la búsqueda de una vida significativa y plena, a veces es fácil pasar por alto la importancia de los pequeños hábitos que cultivamos en nuestro día a día. Sin embargo, es a través de estos actos aparentemente simples que creamos una base sólida para un cambio profundo y transformador en nuestras vidas. En la práctica de la Umbanda, estos hábitos se convierten en piedras angulares de nuestro crecimiento espiritual y bienestar emocional.


Puede que estos hábitos al principio parezcan simples, pero su poder radica en su consistencia y en su influencia gradual pero constante en tu vida. A medida que incorporas estos rituales y prácticas en tu rutina diaria, comenzarás a notar cambios significativos en tu perspectiva, tu bienestar y tus relaciones. La disciplina de seguir un horario regular de oraciones, meditación o la participación activa en las festividades religiosas se convierte en un recordatorio constante de tu compromiso con tu crecimiento espiritual y personal. Con el tiempo, estos actos se arraigan en tu vida cotidiana, se convierten en hábitos arraigados y te ayudan a transformar la forma en que enfrentas tus desafíos y metas.


El proceso de cambio puede ser desafiante, y es importante recordar que es un viaje que lleva tiempo y esfuerzo. La autotransformación y el crecimiento espiritual son procesos que no suceden de la noche a la mañana. Requieren dedicación, paciencia y determinación. Puede haber momentos en los que te enfrentes a obstáculos, dudas o retrocesos, pero estos son una parte natural de cualquier proceso de cambio. No te desanimes. Cada día que sigues tus prácticas es un paso más hacia la persona que aspiras ser.


Recuerda, el cambio es un proceso, no un destino, y vale la pena el esfuerzo. A medida que te comprometes con estos hábitos y prácticas, te acercas un paso más a la transformación que buscas. En los momentos de duda o dificultad, recuerda que no estás solo en este viaje. La Umbanda es una comunidad de apoyo y entendimiento, y estamos aquí para ofrecerte orientación y asistencia en tu camino. Si alguna vez necesitas ayuda, consejos o simplemente un hombro en el que apoyarte, no dudes en escribirnos. Estamos preparados para ofrecerte orientación con la bendición de Dios y los Orixás.


Estamos emocionados de acompañarte en tu viaje de autodescubrimiento y crecimiento espiritual. La práctica de la Umbanda es un camino profundo y enriquecedor, y cada paso que das te acerca un poco más a la realización personal y a una conexión más profunda con lo divino. Continúa cultivando estos hábitos poderosos en tu vida diaria y observa cómo se convierten en la brújula que te guía hacia una vida plena y significativa.

5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page