top of page
  • Foto del escritorAdmin

COMBATE LAS MALAS VIBRACIONES: 5 ACTIVIDADES DE NUESTRA RUTINA QUE NOS ROBAN ENERGÍA



El ritmo de vida que todos llevamos hoy en día es frenético y agotador. Cada día está lleno de actividades y asuntos por resolver. Lejos de resolver nuestros problemas, la tecnología parece solo crear más obligaciones. Tienes que desenvolverte y ser un hombre múltiple para manejar todo.


En increíble y sabemos lo difícil que es lidiar con la presión del trabajo, soportar el tráfico, el ruido y mantener la cabeza en orden para que fluyan las cosas. Por eso escribimos este post para sugerirte que elimines definitivamente de tu vida 5 pasos que no traen nada positivo para tu vida y desarrollo espiritual, y roban tu poderosa energía.


Aunque no lo creas, estas actitudes que parecen insignificantes afectan tu capacidad de acción, absorben tu energía y te quitan la paz interior. Abandona ya los malos hábitos y gana calidad de vida.


1- VIVIR METIDO EN EL CELULAR A TODA HORA


Una verdadera adicción de nuestra era, es generada por la necesidad constante de estar en línea, cuidando la vida virtual además de la vida real. Ya sea revisando correos electrónicos, redes sociales, tomando selfies o haciendo clic en una aplicación de mensajería, te sientes como un esclavo del dispositivo. No hace falta decirte que, si estás en las redes sociales cada dos minutos, te estás perdiendo la vida real. Créenos, tu energía se agotará tan rápido como la batería de tu teléfono celular.


Vivir en el aquí y ahora parece ser un objetivo cada vez más difícil en estos días. Sabemos que los celulares nos permiten estar en varios lugares al mismo tiempo, resolver diferentes problemas con practicidad, ir de compras, y hasta consultarte con los Orixás por videollamada, pero llegar a ser su prisionero es una tortura innecesaria. En cambio, trata de promover el contacto físico y mental cuando sea posible en lugar de mantenerse en contacto solo con su teléfono celular. La próxima vez que sientas la necesidad de abrir una red social o una aplicación de mensajería para distraerte, piénsalo dos veces. ¿Qué tal salir a caminar o hablar con un amigo en persona? Cuando alcanzas un equilibro entre lo real y lo espiritual prosperas fortaleciendo tu energía.


2- SER MUY SEDENTARIO


Esto puede parecer paradójico, pero cuanto menos te muevas, más perezoso y agotado estarás. Probablemente el cuerpo de una persona sedentaria esté acostumbrado a levantarse de la cama, sentarse a tomar un café, tomar un ascensor, sentarse en una silla de oficina, volver a tomar el ascensor, volver al carro a conducir y, al final del día, sentado en un sofá con un control de televisión pasando canales. Si encajas en este perfil, tu cuerpo se está desmoronando lentamente. Hacer actividad física te permite activar la circulación y acelerar el metabolismo, además de oxigenar el cuerpo, lo que a su vez hace que los órganos funcionen mejor manteniendo tu energía.


No te estamos sugiriendo que te conviertas en un deportista profesional. Pero es importante empezar a tener más actividad física, ya que los beneficios están comprobados y solo llegan con la constancia. Prueba con stretching, yoga o caminar media hora antes de comenzar tu rutina por la mañana. Esto le dará a tu cuerpo ricas inyecciones de hormonas de la felicidad. En poco tiempo, tendrás tu energía más fortalecida. Una o media hora de ejercicio es solo un mínimo porcentaje de tu día. Así que no más excusas.


3- NO DESCONECTAS AL IRTE A DORMIR


La hora de irse a la cama es vital para nuestro cerebro y mantener en pleno nuestra energía. Cuando estás bajo las sábanas, tu cuerpo y tu mente necesitan desconectarse de los problemas y encontrar un lugar acogedor para descansar. Hábitos como revisar tu celular (¡otra vez, el celular metido en esto), dormir frente al televisor o pensar en las tareas del día siguiente no le dan espacio a tu cerebro para descansar.


No intentes resolver problemas con el jefe, ni pagar cuentas desde tu cama. Agotará tu sistema nervioso. En su lugar, disfruta haciendo cosas más placenteras. Lea un libro (por supuesto, no un libro técnico), hable con su cónyuge, haz una oración con mucha fe a los Orixás o simplemente apague la luz. Te aseguramos que tu vida va a cambiar.


4- NO DUERMES LO SUFICIENTE


Mientras dormimos, las células de nuestro cuerpo se regeneran, se producen nuevos tejidos, el ritmo cardíaco se ralentiza y el cerebro registra de manera efectiva lo aprendido a lo largo del día en la memoria a largo plazo, además de descartar lo que, para él, es importante. Pero, cuando no duermes lo suficiente, tu cuerpo se siente frágil y cansado quedando sin energía.

Si dormir mal ya se ha convertido en un hábito, ya lo sabes: esta es una de las causas del cansancio y la falta de energía, quizás la principal. Un adulto debe dormir al menos 6 horas por noche para despertarse renovado. Respeta esto creando un buen hábito de sueño y te estarás respetando a ti mismo. Tu cuerpo lo agradecerá.


5- LOS AMIGOS “CHUPADORES DE ENERGÍA”


Todos hemos vivido con alguien tan desagradable y pesimista que terminamos cansados. Es como si tuviéramos sucesivas caídas internas que acaban llevándonos directamente al vacío del cansancio y la tristeza.


El comportamiento de estas personas es tan dañino que son capaces de absorber toda tu fuerza vital. Todas las actitudes que tiene son muy negativas y van encaminadas a sembrar un clima desagradable para todos.


La energía que tienen es tan baja que necesitan robar a los demás la buena energía siempre que pueden. Con esto, afectan tu estado emocional para debilitarlo y, así, sentirse bien con los ataques que realiza robando tu energía.


Es importante reconocer a este tipo de personas para que tu salud no permanezca en constante riesgo y se vea afectada con esos bajones de energía. Literalmente, si permites que estas personas roben tu energía, perderás tu buena energía, disposición y voluntad para lograr tus objetivos. Sin embargo, los Orixás te enseñan y te guían para aprender a lidiar con esto en tu día a día.


Ahora, ¿Qué tal reemplazar el sedentarismo con actividad física? Dormir más. Apagar tu celular y con él, trata de desconectarte de tus preocupaciones, aunque sea por un rato.


Vive el aquí y el ahora. Y no permitas que estos 5 pasos roben tu poderosa energía. Te invitamos a solicitar tu consulta con los Orixás y estamos seguros que tu energía se fortalecerá.

2 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page